Activadores ruminales en Ovinos

Autora: Esmeralda Desdémona Martínez

El activador de la fermentación ruminal es un estimulante biológico que favorece el metabolismo ruminal, a través del suministro de nutrientes esenciales para el crecimiento de microorganismos ruminales, lo que deriva en una mayor degradación de partículas de los alimentos fibrosos de baja y mediana calidad. Así mismo, estabiliza el equilibrio ácido-básico, controla el consumo de alimentos suplementarios de tal forma que la proteína microbiana que se produce en el rumen proporciona entre el 70% y 100% del nitrógeno disponible en el tracto digestivo en borregos que consumen dietas fibrosas con bajo contenido proteico. También se incrementa el número de microorganismos ruminales, la síntesis de proteína microbiana, permitiendo aprovechar el potencial para mejorar la productividad de los corderos.


La adición en el alimento de bacterias lácticas disminuye el conteo de bacterias patógenas en el intestino en los corderos; así como una disminución en la producción de metano, entre otros logros, mejorando el crecimiento, engorda y la conversión alimenticia, además se incrementa la digestibilidad de la fibra. Esto permite mejorar la calidad de los forrajes toscos. Algunos probióticos contienen generalmente levaduras, bacterias lácticas o mezclas de microorganismos.


En una evaluación con ovinos en desarrollo, informaron que la incorporación de un probiótico a base de bacterias lácticas en las dietas favoreció una mejor estabilización del pH y el NH3 a nivel ruminal, con un incremento en los procesos fermentativos y mayores ganancias de peso vivo (PV).

Deja un comentario