APLOMOS EN OVINOS

Los ovinos se crían primordialmente para obtener utilidades y estas dependen de la eficiencia de la producción y el valor del mercado. En los rebaños ovinos se presentan una serie de características o defectos físicos que afectan a la productividad, mismas que en las explotaciones se presentan en incidencias y grados diferentes, dependiendo si su origen es genético o ambiental y de la atención que se les preste a los rebaños. Estos defectos o problemas se presentan independientemente de los objetivos de producción, sean carne, leche, lana o doble o más propósitos, su importancia radica en que están relacionados con la productividad en distintos grados.

En prácticamente todas las explotaciones nacen animales con anormalidades o defectos físicos, mismos que deberían ser eliminados del rebaño inmediatamente, algunos son tan evidentes que así se hace, sin embargo, desafortunadamente hay otros que el productor cuyo principal negocio es la venta de reproductores los oculta por las pérdidas que le pueden ocasionar, por el no justificable temor de que esto pueda perjudicar sus ventas. Esto ha motivado cada vez más el que algunas de estas características indeseables se hayan difundido en forma importante entre los rebaños afectando, como ya se dijo, su productividad.

Aunque se sabe que estas características afectan la productividad, no es fácil cuantificar su efecto sobre la producción, porque depende de lo extenso del problema y del tipo del mismo. Esto hace que el productor general (que no se dedica a pie de cría), ante la aparición de tales características admita la presencia de anormalidad y no busque su corrección por medio de la selección de sus reproductores, perpetuando el problema en su rebaño.

Los problemas o defectos físicos que deben ser eliminados pueden ser de origen genético (características que se heredan a las crías), o de origen ambiental, por ejemplo debidas a deficiencias nutricionales, a enfermedades o instalaciones deficientes. La diferencia más importante entre las dos es que en las de tipo genético la eliminación incluye no solo al individuo sino a sus ancestros directos y/o hijos, mientras que en los de tipo ambiental el individuo afectado es el eliminado.

Deja un comentario