La pododermatitis o gabarro es una enfermedad infecciosa en nuestro ovinos.

Causada por dos bacterias Dichelobacter nodosus y Bacteroide necrophorus, esta enfermedad se manifiesta a través de la inflamación de las pezuñas, acompañada de pus bastante olorosa y fétida, causa dolor intenso y deteriora gradualmente las pezuñas, en la época de lluvias se vuelve más intensa esta enfermedad y como resultado grabe podría afectar el hato completo al ser contagiosa.

Uno de los signos mas preocupantes es el bajo consumo de alimentos ya es que es muy doloroso para los animales el traslado entre las pasturas, también disminuye los índices de producción y fertilidad, a su vez incrementa los costos de producción por las compras de medicamentos y atención veterinaria.

Algo importante de destacar es que este tipo de enfermedades se pueden prevenir teniendo un manejo correcto en la alimentación, nutrición apropiada y saneamiento completo tanto en corrales como en las instalaciones en general.

Es importante tomar en cuenta estos factores que aumentan la pododermatitis o gabarro, una excesiva humedad en la época de lluvias, áreas sucias y enlodadas, al conocer estos datos es importante que trabajemos en nuestras granjas acondicionando estas áreas con adecuados drenajes y retenciones de agua.

Manejo preventivo para esta enfermedad

es necesario revisar áreas de pastoreo evitando que existan grandes áreas de sombra que evitan la evaporación de agua en la tierra, también podemos rellenar el suelo en caso de confinamiento con arena para la filtración de agua, además revisar periódicamente las pezuñas, aunque nuestros animales tengan menos de 4 meses de vida.

  • La manera para tratar la pododermatitis o gabarro es separando los animales enfermos del resto por los menos a una distancia entre los 12 a 15 metros o prácticamente llevarlos al lote de cuarentena.
  • Recortar y limpiar por dentro las pezuñas de una manera suave para evitar la intensidad del dolor.
  • Limpiar con algún antiséptico recomendado por un veterinario para la limpieza y desinfección de las pezuñas.

En casos severos y bajo el diagnostico de un veterinario se podría llegar a aplicar un antibiótico como penicilina, oxitetraciclina, estreptomicina entre otros, las cantidades para administrar varían de acuerdo a muchos factores entre ellos peso, nivel de gravedad de la enfermedad y las indicaciones propias del producto, pero recordamos que esto es con el criterio de un médico veterinario para la administración y diagnóstico.

Algunos especialistas recomiendan una solución de sulfato de cobre y zinc que van del 2 hasta el 5% de concentración y dejándolo reaccionar en las pezuñas del animal hasta 10 minutos en un pediluvio el cual se recomienda que tenga mínimo 12 cm de altura para que cumplan la función de mantener totalmente sumergida las pezuñas.

En resumen, es importante no tener humedad, encharcamiento en los corrales, comedero y bebederos, también mantener un constante cambio en las camas de nuestros animales, se recomienda un constante monitoreo de pezuñas por lo menos una vez al mes y por último antes de iniciar la temporada de lluvias utilizar el pediluvio con la solución antes recomendada.

¡Corrales Para Nuestros Ovino!

Los corrales principales y la manga deben ser construidos con materiales que sean resistentes y claramente visibles.

Las construcciones para el confinamiento de los animales deben respetar la densidad recomendada para la raza, edad y estado fisiológico, y deben utilizarse elementos en la construcción, que eviten que los animales se dañen.

Además, deben brindar el espacio suficiente para que los animales muestren sus conductas normales, puedan pararse y echarse, darse vueltas. Lograr interacción social con otros animales, o por lo menos permitirles el contacto visual con el resto del rebaño.

Como recomendación general se sugiere una densidad de los corrales de 1,5 a 2 ovejas por m2 y se incrementa a 2,5 a 3 ovejas por m2 en el corral de encierro.

Las construcciones deben brindar las condiciones adecuadas de ventilación y temperatura, de acuerdo a la adaptación del animal al medio, además de permitir la limpieza adecuada de ellas.

Los pisos artificiales, deben ser no resbalosos, no abrasivos, y fáciles de limpiar y secar. En el caso de los pisos de concreto se recomienda evitar que los animales pasen todo el tiempo en ellos, ya que se pueden producir problemas podales.

Mangas, bretes u otro tipo de elementos para la sujeción de los animales deben permitir un manejo eficiente, sin daño para los animales ni los operarios. Los corrales y construcciones de confinamiento deben tener espacio suficiente para que los animales se muevan con facilidad, sin causarse daño. Se debe contar con infraestructura para aislar a los animales enfermos.

En cuanto a los galpones de esquila deben construirse y mantenerse de acuerdo a las condiciones ambientales imperantes en la región. Deben proveer condiciones de bienestar y seguridad, tanto para los trabajadores que realizan labores de esquila, como para los animales.

Un corral con manga en buen estado evitará que los animales se dañen o se pongan nerviosos.

Además, permitirá revisar y evaluar a los animales, apartarlos con facilidad, trabajar mucho más rápido y utilizar menos mano de obra.

Para la planificación de la construcción de los corrales o mejoramiento de estos se debe considerar:

Ubicación:

  • El relieve debe asegurar buenas condiciones de drenaje.
  • Se debe considerar el desarrollo futuro del área respecto de otras construcciones presentes y su influencia en el movimiento de los animales.
  • Las construcciones deben ir en armonía con el relieve natural del lugar.
  • Se debe considerar el efecto de los vientos predominantes para el control de la suciedad.
  • No se deben eliminar del sector los árboles o arbustos, a menos que sea necesario, con el fin de tener sombra y protección para los animales.

Tamaño y diseño:

  • Es necesario considerar que pequeños corrales unidos pueden incrementar el número de ovejas bajo manejo y facilitar las labores.
  • Los corrales pueden ser rectangulares o curvos, recomendándose estos últimos para facilitar el manejo de los ovinos ya que se mueven fácilmente en curvas. Por tanto, se deben evitar las esquinas para tener un tránsito rápido y fluido de los animales.
  • Una instalación tipo debería tener a lo menos un conjunto de corrales (encierro, mantención, separación por grupos), manga, romana.

El sistema de corrales va de acuerdo a los requerimientos del predio, para manejar el ganado. Según su función se distinguen:

  • Un corral de contención: Antes de la manga, este no debe recargarse, se sugiere como mínimo dejar libre un cuarto del corral. Además, se recomienda que sea de forma redonda y con una manga curva.
  • Un corral de encierro: Que se ubica normalmente al final de los otros corrales, aunque no siempre es parte del sistema y depende su forma y tamaño de la cantidad de animales que se manejan
  • Uno o más corrales de aparta: dependen del tamaño del rebaño su cantidad y tamaño.
  • En algunos casos un corral de espera.
  • A este conjunto se le implementa una manga (inmovilización) y romana.

Además, el plantel debe contar con infraestructura para aislar a los animales enfermos.

Indicaciones:

  • Las defensas exteriores deben tener una altura de 1 m y las separaciones interiores de 80 cms. Mayores o menores alturas dependerán del tipo y la agilidad de los animales presentes en el predio.
  • La distancia de separación de los postes debe considerar las características físicas del terreno y las funciones de manejo de cada corral, según la densidad de animales que deberán mantener en los distintos manejos.
  • Existe necesidad de que el eje longitudinal de la construcción sea transversal al sentido de los vientos predominantes o construirse en lugares protegidos del viento.

Consideraciones:

  • La oveja avanza más rápido subiendo que bajando.
  • La luz del sol directa a los ojos retarda el desplazamiento de los animales. Los corrales de espera que estén bajo techo deben contar con iluminación pareja y difusa, que minimice las sombras.
  • La oveja se mueve mejor hacia lugares con luz que a zonas obscuras o zonas cerradas donde no puede observar hacia delante.
  • La oveja siempre sigue a otra, por tanto, se recomienda utilizar puertas que permitan la visibilidad del animal hacia otros animales o hacia delante, por ejemplo, a la salida de la manga.
  • Idealmente los animales no deben ver a los operadores en el desplazamiento por los corrales.
  • La construcción de áreas donde los animales tendrán desplazamiento forzado debe impedir mirar hacia atrás.
  • La elección de los materiales depende de la disponibilidad de cada predio, pero deben estar libres de aristas y puntas que provoquen daño al animal y según intensidad de uso deben ser de fácil desinfección. La elección de materiales adecuados facilitará el éxito de la operación en el corral. Además, los materiales usados no deben ser pintadas con productos que contengan insumos tóxicos (arsénico, plomo, alquitrán, etc.).

Es bueno que cada corral tenga salidas hacia adelante y hacia atrás del proceso o flujo. Lo mismo vale para el repaso de cualquier lote, por ejemplo, para hacer un segundo aparte. De cualquier corral de aparte, se debe poder volver a la manga sin tener que hacer grandes rodeos, ni menos aún salir de los corrales.

Es recomendable tener una sucesión escalonada de corrales, de modo que no haya que pasar del corral más grande al más pequeño sin pasos intermedios. El ideal es ir cortando el lote en varios lotes más chicos, y trabajar solamente a los animales del lote de adelante. Una vez que se vacía el corral delantero, se deja entrar al lote siguiente. Así se induce la conducta de seguimiento que tienen los animales y a menos que se maltrate a los animales en la manga, los siguientes aceptarán de buen grado avanzar en la sucesión de encierros.

Referencias Bibliográficas

CHILE. 2004. especificaciones técnicas de buenas prácticas agrícolas para la producción ovina. Ministerio de agricultura de Chile.

Presentación Buenas Practicas de Bioseguridad (BPB) bajo la resolución No.020033

A nuestros lectores les compartimos una presentación por el Instituto Colombiano Agropecuario ICA, un manual de Buenas Prácticas de Bioseguridad (BPB) para centrales de recolección y procesamiento de material genético de especies interés zootécnico.

Regido bajo la resolución Resolución No. 020033 del 5 de mayo de 2016 ” por medio de la cual se establecen los requisitos sanitarios y de bioseguridad para el registro de centrales de recolección y procesamiento, unidades de procesamiento, unidades de recolección e importadores de material genético de especies interés zootécnico y se dictan otras disposiciones”

Manual de excelencia sanitaria OVINO – CAPRINO 2da. Parte

Ver manual capítulo III PREVENCIÓN Y CONTROL DE ENFERMEDADES OVINO CAPRINA, Capitulo IV RECOLECCIÓN DE MUESTRAS PARA EL DIAGNÓSTICO DE LABORATORIO, Capitulo V APLICACIÓN DE FÁRMACOS, Capitulo VI PLAN SANITARIO.

Introducción

La cría de ovinos y caprinos constituye un renglón productivo importante en la economía de pequeños productores del trópico húmedo colombiano, sin embargo la posibilidad de transitar hacia modelos productivos industriales y de insertarse en los mercados mas exigentes de los que actualmente hay, está limitada entre muchas otras razones por los bajos índices productivos de los sistemas locales de producción, asociados en buena medida en enfermedades que no están bajo el control sanitario oficial (enfermedades productivas y enfermedades reproductivas).

Dentro de este grupo de enfermedades se incluyen aquellas producidas por agentes microbianos como virus y bacterias, enfermedades parasitarias, enfermedades del sistemas reproductivo y enfermedades producidas por carencias nutricionales.

Usualmente su prevención, tratamiento y control son responsabilidad directa del ovinocultor.

Las enfermedades de no control oficial afectan directamente la capacidad con mayor o menos intensidad el desempeño productivo de los ovino y caprinos de la región , por el mismo hecho de no estar bajo control oficial, es muy pobre la información sobre la dinámica población y la epidemiología de las enfermedades parasitarias en las diversas regiones geográficas del país.

Es por esta razón que el objeto de este manual busca conocer a la comunidad ovinocultura de Colombia, a los profesionales asistentes técnicos del sector pecuario, a los estudiantes de carreras fines al sector y a los investigadores del país en el área sanitaria las enfermedades ovino caprinas de mayor importancia en Colombia que inciden directamente en la productividad de los rebaños ovino caprinos y a su vez un plan sanitario que permita mitigar el efecto de estas en la rentabilidad del negocio.

Presentación

Este manual está basado en los resultados obtenidos en el estudio realizado mediante la ejecución del PROYECTO DE EXCELENCIA SANITARIA OVINO – CAPRINA EN EL DEPARTAMENTO DE CÓRDOBA, el cual permitió determinar el estatus sanitario de algunas enfermedades en las especies ovina – caprina en zonas priorizadas del departamento, buscando con esto capacitar a productores y asistentes técnicos en las problemáticas sanitarias relevantes en el sector, permitiendo de este modo transmitir la información necesaria para la planificación y diseño participativo de la política sanitaria de la región.

Nota: este manual no pretende sustituir la función o recomendaciones de un Medico Veterinario Zootecnista, solamente debe tomarse como una herramienta de consulta y guía de apoyo

CONVENIO NO: 20160983 ENTRE MINISTERIO DE AGRICULTURA Y DESARROLLO RURAL Y ASOVICOR

Créditos
ASOVICOR Asociación de Productores Ovinos y Caprinos de Códoba

Ver manual capítulo I CONCEPTOS DE SALUD Y ENFERMEDAD y Capitulo II ENFERMEDADES MAS COMUNES EN OVINOS Y CAPRINOS

Manual de excelencia sanitaria OVINO – CAPRINO 1er. Parte

Ver manual capítulo I CONCEPTOS DE SALUD Y ENFERMEDAD y Capitulo II ENFERMEDADES MAS COMUNES EN OVINOS Y CAPRINOS

Introducción

La cría de ovinos y caprinos constituye un renglón productivo importante en la economía de pequeños productores del trópico húmedo colombiano, sin embargo la posibilidad de transitar hacia modelos productivos industriales y de insertarse en los mercados mas exigentes de los que actualmente hay, está limitada entre muchas otras razones por los bajos índices productivos de los sistemas locales de producción, asociados en buena medida en enfermedades que no están bajo el control sanitario oficial (enfermedades productivas y enfermedades reproductivas).

Dentro de este grupo de enfermedades se incluyen aquellas producidas por agentes microbianos como virus y bacterias, enfermedades parasitarias, enfermedades del sistemas reproductivo y enfermedades producidas por carencias nutricionales.

Usualmente su prevención, tratamiento y control son responsabilidad directa del ovinocultor.

Las enfermedades de no control oficial afectan directamente la capacidad con mayor o menos intensidad el desempeño productivo de los ovino y caprinos de la región , por el mismo hecho de no estar bajo control oficial, es muy pobre la información sobre la dinámica población y la epidemiología de las enfermedades parasitarias en las diversas regiones geográficas del país.

Es por esta razón que el objeto de este manual busca conocer a la comunidad ovinocultura de Colombia, a los profesionales asistentes técnicos del sector pecuario, a los estudiantes de carreras fines al sector y a los investigadores del país en el área sanitaria las enfermedades ovino caprinas de mayor importancia en Colombia que inciden directamente en la productividad de los rebaños ovino caprinos y a su vez un plan sanitario que permita mitigar el efecto de estas en la rentabilidad del negocio.

Presentación

Este manual está basado en los resultados obtenidos en el estudio realizado mediante la ejecución del PROYECTO DE EXCELENCIA SANITARIA OVINO – CAPRINA EN EL DEPARTAMENTO DE CÓRDOBA, el cual permitió determinar el estatus sanitario de algunas enfermedades en las especies ovina – caprina en zonas priorizadas del departamento, buscando con esto capacitar a productores y asistentes técnicos en las problemáticas sanitarias relevantes en el sector, permitiendo de este modo transmitir la información necesaria para la planificación y diseño participativo de la política sanitaria de la región.

Nota: este manual no pretende sustituir la función o recomendaciones de un Medico Veterinario Zootecnista, solamente debe tomarse como una herramienta de consulta y guía de apoyo

CONVENIO NO: 20160983 ENTRE MINISTERIO DE AGRICULTURA Y DESARROLLO RURAL Y ASOVICOR

Créditos
ASOVICOR Asociación de Productores Ovinos y Caprinos de Códoba

Ver manual capítulo I CONCEPTOS DE SALUD Y ENFERMEDAD y Capitulo II ENFERMEDADES MAS COMUNES EN OVINOS Y CAPRINOS